OPINIÓN: las titulaciones exigidas a los mandos y/o jefes de bomberos y servicios de emergencia

Mi amigo José Julián Istúriz me manda información interesante que apunta a la tendencia de la jurisprudencia a permitir que las bases de las oposiciones para los puestos de técnicos, jefes y directivos en bomberos y servicios de emergencia no sean estrictamente reservadas a determinadas titulaciones (en concreto arquitectos o ingenieros industriales).

De hecho me aporta José Julián dos sentencias sobre este extremo:

1.- Sentencia del 2009 sobre una plaza de Oficial del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, que el tribunal no da la razón a un recurrente que entendía que debía ser específica para Ingenieros Industriales o Arquitectos, y

2.- Una más reciente (febrero de 2011) del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que faculta al citado Consorcio a disponer de plazas de jefatura y dirección, también sin indicar la especialidad necesaria (aunque la titulación sea de A1: graduado, licenciado, ingeniero, etc.).

Coincido con la opinión de este último tribunal, que indica que no es deseable la consagración de un monopolio profesional por razón del título, al subyacer en otras titulaciones (que no son los arquitectos o ingenieros técnicos) una capacidad técnica genérica o general que conlleva un nivel técnico suficiente para desarrollar estos puestos.

Ya se ha superado en los últimos años el limitado ámbito de actuación de los servicios de bomberos clásicos , y de hecho el nombre de muchos de estos servicios o cuerpos están cambiando. La realidad de sus intervenciones va mucho más de la estricta intervención en incendios o apuntalamientos. Las intervenciones de estos servicios son ahora muy variadas, heterogéneas y complejas, y pueden necesitarse técnicos o expertos en técnicas o tecnologías muy diversas (biológicas, nucleares, eléctricas, mecánicas, etc.).

Otra cosa es que dentro de los cuerpos o servicios pueda haber personas que se centren o ocupen de determinados aspectos por su titulación o formación.

Aunque sea bueno que entren técnicos en estos puestos, no olvidemos que la principial habilidad que tienen que desarrollar los mandos en el día a día (especialmente si son jefes o directivos) es su capacidad de dirección, coordinación, gestión de personas (en situaciones críticas, etc.), etc. Siempre se está a tiempo de requerir a expertos o técnicos de las materias que se necesiten (si son muy específicas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.