OPINIÓN: La seguridad pública en el programa electoral del nuevo Govern de les IB

Es ahora un buen momento de repasar los contenidos de seguridad del programa electoral del partido (PP) que gobernará con mayoría absoluta los próximos cuatro años en les Illes Balears. Es interesante observar que uno de los 18 puntos en que se desglosan su programa es el de Seguridad Pública (incluido en el apartado de LAS PERSONAS), y eso a pesar de que somos una Comunidad que no tiene compentencias desarrolladas en esa materia, salvo la clásica de coordinación de policías locales.
Se exponen 10 puntos en el ámbito de Seguridad Pública (9 de seguridad y 1 de emergencia) y son los siguientes:
1.- MENOR COSTE Y MAYOR EFICACIA
Favorecer la coordinación práctica entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los Cuerpos de Policías Locales existentes en nuestra Comunidad, así como entre las Policías Locales de municipios limítrofes, con lo cual se evitarán solapamientos innecesarios y se adaptará la distribución de efectivos a las necesidades reales de la seguridad.
Interesante idea, aunque es una formulación genérica común (hemos visto) a otros programas electorales. No se explicita cómo se va a «favorecer la coordinación práctica». Por ejemplo, en municípios limítrofes se va a explorar/potenciar la mancomunidad de servicios de policías locales?, de qué manera?.
2.- AGILIDAD EN LAS DENUNCIAS
Posibilitar que la Policía Local pueda cumplir funciones plenas de Policía Judicial, para que las denuncias de hechos y su investigación sea más ágil.
Iniciativa de la que se conocen diferentes experiencias en años anteriores en nuestra Comunidad (propiciadas por Ayuntamientos) que no siempre han tenido continuidad y que han generando cierta confusión a nivel interno y ciudadano (recordemos experiencias en la Policía Local de Palma por ejemplo).
Pero estamos de acuerdo que es posible y necesario avanzar en esta línea (no es posible que aún no se reciban algunas denuncias de ciudadanos de aspectos ordinarios de seguridad en las comisarias de las policías locales) y para ello en todo caso será preciso realizar actividades de formación y de dotación de recursos específicos para la policía local (para todas?, para las que reúnan unos determinados criterios o mínimos?) y analizar bien lo que han hecho otras policías a nivel estatal. Y recordar que es posible y necesario diferenciar lo que sería recibir las denuncias de los ciudadanos en la mayoría de comisarías y realizar la investigación de determinados delitos que quizás requieran una mayor especialización.
Pero no olvidemos abordar la reflexión de si las policías locales (los Ayuntamientos al fin y al cabo) deben ocupar recursos y tiempo para desarrollar unas funciones propias del Estado. Y de eso se hablará mucho en los próximos meses (por lo de la crisis). Y eso es una decisión que está más allá de la orientación que quiera darle las autoridades autonómicas y es más propia de los responsables municipales.
Pero creemos que aún más importante (para darle estabilidad) es llegar a acuerdos estables con la judicatura y con la Delegación de Gobierno y las policías del Estado, aunque sea complicado y difícil de abordar. Y analizar si el marco de todo es el Acuerdo Marco que existe entre el Ministerio de Interior y los Ayuntamientos (FEMP) o tiene que ser otro más flexible o abierto.
3.- ESPECIAL ATENCIÓN A LA APARICIÓN DE NUEVAS FORMAS DE DELINCUENCIA
Perseguir con firmeza la delincuencia organizada y violenta, incluido el tráfico de seres humanos, el narcotráfico, los delitos contra el patrimonio en domicilios, comercios o polígonos industriales, la delincuencia económica, la violencia de género, la pornografía infantil, etc.
En línea con lo anterior sorprende la incursión del futuro Govern de nuevo en el ámbito de la seguridad ciudadana y la delincuencia, ámbito propio de la Adminstración del Estado, y no sólo sobre la delincuencia ordinaria sino también sobre la de alta especialización (tráfico seres humanos pornografía, etc.). Si bien es cierto que la «especial atención» o la «persecución» no indica con qué medios o policías se desarrollará: apoyando a las del Estado o a las Policías Locales o a ambas?.
4.- REGULACIÓN DE LA FIGURA DEL POLICÍA-TUTOR, LA FIGURA DEL POLICÍA DE PROXIMIDAD O DE BARRIO Y REVISIÓN DE LA FIGURA DEL AGENTE DE POLICÍA TURÍSTICO
Promover en los ayuntamientos la figura del policía-tutor con el fin de prevenir los problemas derivados de la nueva realidad social en la que viven nuestros menores, potenciar la figura del policía de proximidad, por su conocimiento del entorno en el que desarrolla su labor, y redefinir la figura del policía turístico para que se adapte claramente a las funciones que debe desarrollar.
La iniciativa del policía-tutor está desarrollada desde hace algunos años y será precio conocer cómo se va promover.
Todavía es más complejo pero importante la «potenciación» de la policía de proximidad, aunque de nuevo hemos de decir que este proceso tiene que ver mucho con el sitema organizativo y la política de seguridad que determinen cada uno de los responsables municipales. Pero los que creemos de verdad en este tipo de sistemas pensamos que aún queda mucho por hacer para entender que la policía de proximidad es un modelo de gestión global que va mucho más allá de asignar un policía o un grupo de policías a un territorio concreto.
Ya hemos hecho en este blog algunas reflexiones sobre estos temas de policía de proximidad: Policía de Proximidad, posible?
Y sobre la policía turística, aunque se indica que se realizará una «revisión de la figura», no se indica en qué sentido aunque apunta acertadamente hacia «las funciones que debe desarrollar» que entendemos que son las «turísticas». Quizás sea la «patata caliente» más importante que tengan los nuevos responsables autonómicos, ya que todo el mundo está esperando una solución. Ningún responsable autonómico ha sido capaz aún de realizar los cambios y normalizar la situación (y hay un consenso en reconocer que hay que modificarlo). Deberán realizar los nuevos responsables un complicado ejercicio de equilibrio entre el importante colectivo de policías turísticos, los sindicatos y los ayuntamientos, especialmente por el tema de la crisis y la práctica imposibilidad de aumentar plantillas en los próximos años.
5.- MEJORA DE LA IMAGEN DE LA POLICÍA LOCAL
Potenciar que los efectivos de la Policía Local se sientan apoyados por sus mandos en el ejercicio legal y competencial de sus funciones, y que se sientan que actúan conforme a una planificación seria, responsables y ágil.
Parece que hay una crítica velada al estamento directivo o de mando de las PPLL o al menos a determinadas actuaciones que desarrollan (falta de apoyo a los policías) o a su formación. Respecto a esta última parte estamos de acuerdo que hay que reforzar las capacidades, los conocimientos y las habilidades directivas, de planificación y de gestión de los mandos. Ya hemos escrito en diversas ocasiones que hay una obsesión por la formación técnica de los mandos y no la que realmente necesitan (de gestión).
Aunque nos tememos que no sólo ese factor pueda ayudar a conseguir el objetivo o título del apartado: mejora de la imagen de la PL. Por cierto: Se conoce realmente cuál es la imagen que tiene el ciudadano? Mediante qué sistema «científico»? No es del todo buena?, Porqué?. Son cuestiones con respuestas desconocidas y que sería interesante investigar.
6.- LA FORMACIÓN COMO HERRAMIENTA DE PREVENCIÓN
Promover campañas de formación específica dirigidas a los jóvenes en los colegios, sobre prevención ante las nuevas realidades que pueden afectarles (nuevas drogas, mobbing, bandas juveniles, violencia en las aulas, etc.), así como de formación en el respeto a la autoridad como pilar de la convivencia.
Interesante iniciativa que requerirá necesariamente la integración de estas campañas en el programa formativo de los centros educativos. Las experiencias interesantes de formación vial de las policías en los colegios deben extenderse a estos ámbitos en materia de prevención (incluso en otros colectivos: tercera edad, etc.). Y respecto a la convivencia, parece necesario extender el ámbito de reflexión más allá del respeto o reconocimento de la autoridad, que aunque importante quizás no sea él único pilar para mejorarla.
7.- PLAN DE AYUDA A LAS VÍCTIMAS
Implantar planes de ayuda a las víctimas, tanto en sus inicios como en un seguimiento posterior para que no se sientan desprotegidas y tengan conocimiento de cómo están las investigaciones y el procedimiento pertinente.
No se sabe si se pretenden implantar estos planes desde la base existente de las Oficinas de Atención a las Víctimas o de otra fórmula. En este ámbito coincidimos queda mucho por hacer, incluso desde el el punto de vista general de aproximar la administración a los ciudadanos y hacerla más comprensible y accesible, especialmente necesaria en este ámbito en que el ciudadano ha sido agredido o afectado.
8.- COLABORACIÓN EN EL INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN POLICIAL A NIVEL LOCAL, AUTONÓMICO, ESTATAL, EUROPEO E INTERNACIONAL EN GENERAL
Fomentar, siempre dentro de nuestras competencias, el intercambio de información policial a nivel europeo e internacional y, en general, contribuir a la creación de un Espacio Europeo uniforme en Seguridad.
Independientemente de fomentar otro tipo de intercambio de información (estatal o internacional) más propio de otras administraciones, parece que los retos más inmediatos y competencialmente exigibles al Govern sería desarrollar el intercambio de información policial a nivel local (e integrar en la medida de lo posible a las policías del Estado que operan en las IB), en el que queda mucho por hacer, ya que las las iniciativas desarrolladas hasta ahora (plataforma informática o bases de datos compartidas) no han dado aún los resultados esperados.
Tenemos la sensación que hasta ahora se pone más el acento en la forma (y en la búsqueda de un «programa informático») que en el fondo de la cuestión, que supondría avanzar en definir un modelo integral de gestión de la información de seguridad (qué se quiere intercambiar, cómo, cómo mantenerlo, agentes implicados, etc.).
9.- PLAN INTEGRAL DE MODERNIZACIÓN DE LAS INFRAESTRUCTURAS Y MEDIOS DE LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD
Elaborar un Plan Integral de Modernización de las Infraestructuras y Medios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, para dotarlas de más y mejores medios y mejorar las comisarías, los cuarteles y las oficinas para la atención a los ciudadanos.
Falta por definir si este punto se refiere en el tema de las infraestructuras de las FCS del Estado (G Civil y Policía Nacional), en la que habitualmente son los Ayuntamientos los que aportan recursos (suelo especialmente para sus nuevas instalaciones) o también se refiere a las policías locales (de hecho hay antecedentes de ayudas del Govern a Ayuntamientos en esté tema), ayuda que sería bien recibida por estas administraciones locales.
En cuanto a medios, hasta ahora prácticamente (a parte del tema informático) lo único que han aportado los diferentes gobiernos autonómicos son ayudas a la compra de vehículos en las policías locales, y es cierto que se podría plantear ampliar el abanico de medios a los que apoyar. Son muy bien valoradas por los Ayuntamientos y sería interesante mantenerlas y potenciarlas, aunque no sería malo vincularlas a programas con evaluación de resultados y de objetivos previamente definidos.
10.- POTENCIAR EL 112 COMO ÚNICO TELÉFONO DE EMERGENCIAS, DESARROLLANDO AL MÁXIMO SU POTENCIAL INTEGRANDO EN SU PLATAFORMA A EFECTIVOS DE LOS PRINCIPALES COLECTIVOS DE LA SEGURIDAD PÚBLICA
Desde la Comunidad Autónoma potenciar la coordinación práctica en Emergencias (Bomberos, 112, Protección Civil, Unidad Operativa de Emergencias, etc.) entre el Estado, la CAIB (Interior y Medio Ambiente), los Consells Insulars y los ayuntamientos a efectos de favorecer una rápida toma de decisiones y reducir costes ante cualquier emergencia.
En este caso no se especifica cómo se va a «potenciar» dicha coordinación. Es evidente que es posible mejorar la integración de determinados servicios, especialmente los estatales (Guardia Civil y Policía Nacional, Protección Civil estatal…), es un tema complejo pero que habrá que resolver y atender a lo que han hecho otras CC.AA. (ni siquiera es suficiente que se firme un convenio formal de colaboración como tienen ya otras comunidades). Ya se ha visto con el 061 que la coordinación no pasa por al utilización de los mismos programas informáticos si no por la integración tecnológica, pero antes debe existir la voluntad de ingresar realmente en el sistema, y ese es el principal reto de los nuevos responsables de la emergencia balear.
Por otra parte es una incognita (y un reto) cómo se desarrollará el sistema de radio digital que se está implantando desde el Govern y su capacidad de integración de los otros servicios que operan en las IB.
Otros aspectos en los que sería posible avanzar:
En temas de seguridad: No hay ninguna mención expresa sobre la policía autonómica y las actuaciones que en su caso se desarrollarían. No nos estraña tal como está el tema económico y compartimos que no es el momento de tomar iniciativas como ésta que necesariamente han de incrementar el gasto público de manera importante y no son absolutamente imprescindibles. Aunque es cierto que sería bueno conocer la posición del nuevo gobierno y del PP a largo plazo en ese ámbito (y de otros grupos políticos, como el PSIB_PSOE sobre todo).
En este blog existe algunas reflexiones sobre esto: dicotomía: policías autonómica-policías mancomunadas y otra más.
En el tema de las policías locales, también parece necesario realizar modificaciones normativas (por ejemplo del sistema de acceso de los policías sólo por concurso), o desarrollar sistemas de indicadores o formas de medir los resultados de manera homogénea que permita la comparación y el análisis entre las diferentes policías (en materia de tráfico, seguridad, convivencia, etc.). Reflexiones sobre la necesidad de homogeneizar indicadores y sistemas de medición.
Otro aspecto en los que el Govern podría dar un paso adelante sería la monitorización de la situación de la seguridad en nuestra comunidad (encuestas de victimización o técnicas similares), especialmente con un enfoque turístico; y así poder complementar lo único que existe hasta ahora: los datos que da «a cuentagotas» el Ministerio de Interior de delitos y faltas denunciadas a las FCSE (aspectos del todo insuficiente para hacer un buen análisis de lo que ocurre realmente). El Govern podría liderar un esfuerzo por impulsar herramientas y foros de estudio y análisis más exhaustivo y científico de la realidad de la seguridad en nuestras islas (incorporando aspectos sociológicos, geográficos o situacionales, turísticos, etc.).
Ya hemos reflexionado antes sobre algunas ideas de lo que supondría de verdad disponer de una verdadera policía turística en las IB, y valorar la posibilidad de ir más allá de la simple asignación de recursos o policías a los municipios (turísticos o no), que es lo que han todos todos los Governs hasta ahora con la Policía Turística. Y sería deseable que se mantuviera este apoyo (y los Ayuntamientos lo valoran especialmente) aunque con otros modelos o fórmulas.
En temas de emergencia también pensamos que se debería avanzar en la «unificación» o al menos homogeneización de los diferentes servicios de bomberos que existen en la isla de Mallorca.
En cualquier caso y como resumen se inicia una interesante legislatura en las que habrá que abordar algunas decisiones importantes (policia turística), todo ello condicionado especialmente por una situación económica complicada, pero con posibilidades de avanzar en determinados ámbitos sin demasiados requerimientos económicos (mejoras de coordinación e intercambio de información, sentar las bases de las mancomunidades de algunos servicios, modificaciones normativas, etc.).
Suerte a los responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.