Italia se dispone a sancionar con despidos las ausencias de sus funcionarios

Fecha: 05/10/09
Fuente: expansionyempleo.com

[print_link]

Italia se dispone a sancionar con el despido directo a los funcionarios que acumulen más de tres ausencias injustificadas en un plazo de dos años, medida que forma parte de las nuevas normas para la administración pública, propias de una empresa privada, que promueve el Gobierno.

Así lo adelanta el diario económico milanés «Il Sole 24 Ore», que informa de que el Parlamento italiano ya ha dado el visto bueno a estas medidas y ahora debe ser el Ejecutivo de Silvio Berlusconi el que termine de aprobarlas definitivamente para aplicarlas a los empleados del Estado.

Esta nueva normativa forma parte del código disciplinario promovido por el ministro de Administraciones Públicas, Renato Brunetta, con el que los altos cargos o funcionarios que tengan a otros empleados públicos bajo sus órdenes también podrán ser duramente sancionados si no colaboran o reportan las infracciones cometidas en su departamento.

Según el rotativo, bastarán cuatro días de ausencia sin certificado médico, aunque sean no consecutivos; fichar para después abandonar el puesto de trabajo e irse, por ejemplo, a hacer la compra, o dos años de «rendimiento insuficiente» para motivar el despido fulminante del funcionario.

Hasta ahora, recuerda el diario, se penalizaba con sanciones menores, dependiendo del tiempo de ausencia injustificada, el hecho de que los funcionarios no acudieran a su puesto de trabajo sin un certificado médico.

Las medidas del ministro Brunetta contemplan el despido en el caso de que se hayan registrado más de tres ausencias injustificadas en un plazo de dos años y siete en uno de diez años. Lo mismo sucederá para quien fiche y se ausente del puesto de trabajo después por motivos personales -en este caso bastará con que se haga una sola vez- y para aquél que no rinda lo suficiente en dos años, para lo que se aprobarán una serie de baremos basados en parámetros «objetivos y predeterminados», explica el periódico.

Aquel cargo de responsabilidad que se niegue a colaborar en un procedimiento sancionador hacia alguno de sus trabajadores, podrá sufrir suspensiones temporales de entre tres días y tres meses, dependiendo de la gravedad de la infracción cometida por el funcionario de su departamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.